DIETA EQUILIBRADA Y SALUDABLE

Una dieta equilibrada es aquella que nos proporciona los nutrientes necesarios para tener un salud óptima. Para que nuestra dieta sea saludable y equilibrada, es necesario alimentarnos de productos frescos y variados (no procesados), además de mantener una alimentación balanceada es importante repartir bien los alimentos durante el día y hacer ejercicio físico de forma regular.

NUTRIENTES NECESARIOS PARA UNA DIETA EQUILIBRADA Y SALUDABLE

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) publicó su guía de alimentación saludable 2015 en colaboración con las sociedades científicas de Atención Primaria (SEMG, SEMERGEN, SEPEAP Y semFYC) que tuvo como finalidad mostrar los beneficios y hábitos de una buena alimentación en una pirámide alimenticia.

AGUA: Tomar de 4 a 6 vasos diarios de agua, acompañado de otros líquidos a lo largo del día para llegar a la medida de 2 L en mujeres y 2,5 L en hombres.

CARBOHIDRATOS: Son la principal fuente de energía para nuestro cuerpo y por ello debemos consumirlos diariamente, entre ellos encontramos los carbohidratos simples o monosacáridos (pan blanco, pasta, harinas,…), que están constituidos por moléculas de un mismo tipo y carbohidratos complejos o polisacáridos (cereales, tubérculos,pan, frutas y verduras), que están formados por una cantidad mayor de monosacáridos.

Se recomienda comer verduras de 2 a 3 veces al día, frutas de 3 a 4 al día, los demás nutrientes según el grado de actividad física y en total deben consumirse 5 raciones al día, como mínimo.

PROTEÍNAS: Son moléculas compuestas por aminoácidos y gracias a ellas se forman los tejidos, nervios, hormonas, anticuerpos y las enzimas; los alimentos que contienen proteínas pueden ser de origen animal (carnes, embutidos, pescados, mariscos, huevos,lácteos,… ) o vegetal (cereales, soja, nueces, frutas, verduras y hortalizas).

Se debe consumir lácteos en un promedio de 2 a 3 veces al día y los demás alimentos deben alternarse de 1 a 3 veces al día.

GRASAS: También llamados lípidos, son los encargados de aportar al organismo la energía necesaria para el correcto funcionamiento de este, hay que evitar los ácidos grasos saturados (bollería industrial, pizza congelada, hamburguesas, helados, palomitas, snacks salados, patatas fritas, productos precocinados, aceite de coco,…) y consumir únicamente los insaturados (aceite de oliva virgen extra, aceite de soja, aguacate, salmón, atún, sardinas, mariscos,… ).

Es importante consumir una cantidad adecuada de fibra, ya que cumplen una labor importante en nuestro organismo (como la absorción del agua, previene el estreñimiento y la aparición de hemorroides,…), la encontramos en verduras, frutas, legumbres y cereales. Se recomienda el consumo de entre 25 y 30 gramos al día.

Hay que moderar el consumo de los productos ricos en azúcar como bollería (preferentemente casera), mantequilla sin sal añadida, carne roja y embutidos (de buena calidad). Se recomienda el consumo opcional y moderado de las bebidas fermentadas (vino, cerveza,…) en adultos, siempre de manera responsable.

Comunicación & Medios: Mónica Avalos

REFERENCIAS

Carbohidratos

Proteínas

Grasas

Fibra

Hábitos de alimentación.

Pirámide de alimentación saludable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s