AVANCES MÉDICOS CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama es el tumor maligno que mayor número de muertes causa a mujeres de mediana a tercera edad, puede originarse en distintas áreas del pecho, ya sea en los lobulillos, los conductos mamarios o el tejido intermedio.

TIPOS DE CÁNCER DE MAMA

Hay muchos tipos de cáncer de mama (invasivos, no invasivos, recurrentes y metastásicos). La mayoría de los tumores malignos se originan a través del carcinoma (tumores desarrollados a partir de los tejidos epiteliales, encargados de revestir y proteger los órganos y tejidos de todo el cuerpo). El adenocarcinoma (se origina en el epitelio glandular) es un tipo de carcinoma que provoca la mayoría de cánceres de mama.

  • CDIS (Carcinoma dual in situ): Es un tipo de cáncer no invasivo o preinvasivo; dual o ductal quiere decir que se origina en los conductos mamarios. Afecta a 1 de cada 5 mujeres y es considerado un precáncer, ya que se puede derivar a un cáncer invasivo o en la mayoría de los casos, el paciente tiene una alta probabilidad de sufrir una recurrencia dentro de 5 a 10 años posteriores al diagnóstico inicial.
  • CDI (Carcinoma ductal invasivo): Es el tipo más común de cáncer de mama en mujeres y hombres. El 80% de los cánceres son carcinomas infiltrantes; invasivo se refiere a que ha logrado hacer metástasis, propagándose a otros órganos del cuerpo mediante el sistema linfático o el torrente sanguíneo. Hay varios subtipos de cáncer invasivo, entre ellos tenemos el carcinoma tubular, medular, papilar, mucinoso o coloide, quístico adenoide, carcinoma mixto, entre otros.
  • CLIS (Carcinoma lobular in situ): También llamada neoplasia lobulillar. Lobular se refiere al crecimiento de células cancerosas en las glándulas mamarias, no se considera un cáncer como tal ya que no se propagan fuera de los lobulillos, sin embargo, aumenta el riesgo de sufrir un cáncer invasivo. Es más frecuente en mujeres de 40 a 50 años que aún no han atravesado la menopausia y es muy poco frecuente en hombres.
  • CLI (Carcinoma lobular invasivo): Es el segundo tumor epitelial más común después del CDI. Comienza en los lobulillos y se transfiere a los conductos glandulares, que a su vez atraviesan las paredes del lobulillo invadiendo los tejidos mamarios. Principalmente afecta a mujeres de avanzada edad, entre los 55 a 60 años.
  • Cáncer de mama inflamatorio: Es un tipo de cáncer poco frecuente que afecta a mujeres mayores de 50 años y también a hombres, alrededor del 1 al 5 % de los cánceres de mama son inflamatorios. Comienza con enrojecimiento e inflamación del pecho y suele propagarse de forma muy precipitada, mostrando síntomas a los pocos días o incluso en unas horas.
  • Tumor filoides de la mama: Es un tumor poco común que afecta al 1% de todos los tumores mamarios. Se origina en el tejido estromal y por lo general son benignos (se suelen diagnosticar a una edad más temprana que a los malignos); afectan a mujeres de entre 40 a 50 años y muy pocas veces a hombres.
  • Cáncer de mama en hombres: Menos del 1% de casos de cáncer de mama afecta a los hombres, sin embargo, ellos también poseen glándulas mamarias al igual que las mujeres, solo que las hormonas estimulantes de la mama en los hombres no es usada por completo y por ende su tejido mamario se mantiene plano y pequeño. Son pocos los casos que mediante la ingesta de medicamentos o debido a niveles hormonales anormales se desarrollan las glándulas mamarias en los hombres.
  • Enfermedad de Paget en el pezón: Es un tipo de cáncer poco frecuente que se origina en los conductos mamarios y se propaga a la superficie del pezón y la areola, produciendo irritación, enrojecimiento y comezón en la zona.
  • Cáncer de mama recurrente y metastásico: El cáncer recurrente es aquel cáncer que ha reaparecido en la mama diagnosticada inicialmente o cerca del sitio original afectado (la otra mama o en la pared torácica). El cáncer metastásico es aquel que se ha extendido a otras partes del cuerpo por medio del torrente sanguíneo o del sistema linfático.
  • Angiosarcoma: Es un cáncer poco frecuente que comprende menos del 1% de los cánceres mamarios. Se originan en las células que revisten los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos y pueden llegar a provocar cambios en la piel o protuberancias en la mama. Generalmente, son complicaciones ocasionadas por una radioterapia previa al seno.

AVANCES MÉDICOS CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

El 19 de Octubre es el “Día Internacional Contra el Cáncer de Mama”. La detección temprana de este tumor y la búsqueda de un tratamiento personalizado y menos agresivo ha aumentado la supervivencia en un 20 % entre los años 70 hasta la actualidad. El cáncer de mama es una de las enfermedades más mortales y crónicas, sin embargo, hoy en día las mujeres diagnosticadas con este cáncer tienen la oportunidad de vivir más y mejor.

  • Biopsia líquida: Es el análisis a través de una pequeña cantidad de material tumoral así como de las células cancerosas que se encuentran en el flujo sanguíneo o sistema linfático. Su extracción es más accesible y menos invasiva que la “biopsia de tejido”, debido a los fragmentos de ADN tumoral circulante que liberan las células cancerígenas en el torrente sanguíneo. Tiene un papel fundamental en la detección de cáncer en estadio temprano, sin embargo, no es una fuente totalmente fiable ya que los tumores son heterogéneos y no se puede saber con certeza si el ADN tumoral encontrado es del tumor total o parte de él.
  • Biomarcadores epigenéticos: Es un test que permite el diagnóstico temprano, pronóstico de la enfermedad y monitorización de las terapias. Tiene varias ventajas respecto a otros biomarcadores, ya que pueden almacenar la información del historial de una enfermedad y debido a su naturaleza epigenética (estudia los cambios heredables de ciertos genes sin una modificación en la secuencia de las bases de ADN) son muy estables en fluidos como plasma, orina, saliva, semen, secreciones vaginales, gota de sangre seca, cultivos celulares, tejido fresco o incluso en tejido congelado.
  • Metilación del ADN: Es uno de los mecanismos epigenéticos mediante el cual se añade grupos metilo a los nucleótidos del ADN. Regulan la expresión génica de la función del ADN cuando se encuentra en el gen promotor (promueve la transcripción del ADN al ARN ).
  • Tamoxifeno: Medicamento que se emplea como terapia complementaria para el cáncer de mama y Ginecomastia (trastorno patológico ocasionado por el exceso de prolactina en la sangre que genera agrandamiento en uno o en ambos órganos glandulares del hombre). Los efectos secundarios varían en cada paciente, aunque los más comunes son: Dolor óseo, bochornos, náuseas, fatiga, dolor de cabeza, cambios en el estado de ánimo, entre otros.
  • Hormoterapia: Es un tratamiento hormonal o terapia endocrina que reduce los niveles o bloquea la actividad de hormonas sexuales (estrógeno y progesterona) en el cuerpo de la mujer, debido a que ciertos tumores son sensibles a las hormonas. Algunos inhibidores de la aromatasa (enzima responsable de una parte fundamental en la fabricación de estrógenos) como el exemestano y anastrozol han demostrado ser muy eficaces en la prevención del cáncer de mama.
  • Terapia dirigida: Son un grupo de medicamentos usados para combatir tipos específicos de células cancerosas y que causan menor daño a las células sanas. Ayuda al sistema inmunitario a disminuir el crecimiento de ciertas enzimas, proteínas o moléculas que participan en el desarrollo del cáncer.
  • Medicina complementaria, alternativa e integrativa: La medicina complementaria se usa junto al tratamiento médico convencional para ayudar a tratar los posibles efectos secundarios del cáncer (acupuntura). La medicina alternativa se usa como reemplazo de los tratamientos médicos convencionales, los cuales no están sujetos a prescripción por parte de un oncólogo. La medicina integrativa combina la medicina convencional con la complementaria y alternativa en menor volumen. En mi opinión, la medicina alternativa es muy poco fiable; muchos estudios desmontan estas supuestas terapias milagrosas que al final solo se quedan en efecto placebo. Si se opta por esta vía, mi recomendación es que no se abandone el tratamiento principal.
  • Cirugía Oncoplástica: Cirugía que conserva el seno o mastectomía parcial (extirpación de la parte cancerosa del tejido mamario y una parte del tejido normal). Generalmente, se practica para cánceres en una etapa temprana, no obstante, para tumores más grandes se suele hacer una mastectomía total.
  • Reconstrucción del seno: Utilizado para mujeres que se han sometido a una mastectomía ya sea parcial o total. Hay dos tipos de reconstrucción de seno, el primero y más usado es el implante de senos (puede ser de silicona o solución salina), otro mecanismo es el uso de tejidos propios del cuerpo del paciente (conocido como procedimiento de colgajo de tejido) y por último se emplea una combinación de ambos tipos de reconstrucción mamaria.

CONSEJOS PARA PREVENIR EL CÁNCER DE MAMA

  • Conoce tus senos; el primer paso es hacerse una “autoexploración del seno”, que consiste en autoexaminarse las mamas de forma regular para ver si hay posibles cambios en su forma o tamaño y sobre todo para detectar el cáncer de mama en un estadio temprano . (Véase en la imagen de arriba).
  • Prolonga la lactancia más allá de los 6 primeros meses; la OMS recomienda dar el pecho hasta los 2 años como suplemento alimenticio, esto no solo beneficia al bebé sino también a la madre ya que previene la aparición de patologías como el cáncer de mama, diabetes, alergias y la obesidad.
  • Acude de forma regular a tu médico de familia; es importante mantener un historial clínico basado en los antecedentes familiares, teniendo en cuenta el estilo de vida que uno lleve. Es recomendable hacerse la primera mastografía a los 40 años y participar en programas de cribado (realización de pruebas diagnósticas, en principio, para personas sanas con el fin de detectar alguna anomalía o patología y así evitar la mortalidad prematura o discapacidad que pueda generar la misma) a partir de los 50 años tras recibir la información adecuada de los posibles riesgos y beneficios que conlleva.
  • Reduce o prescinde el consumo de alcohol; según estudios oncológicos el alcohol aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, hígado, páncreas, esófago, cabeza y cuello, entre otros. Aumenta la probabilidad de accidentes automovilísticos, violencia descontrolada y riesgo de contraer alguna infección sexual u ocasionar embarazos no planificados.
  • Mantén una dieta saludable; la coliflor, la col y el brócoli son verduras crucíferas (contienen glucosinatos que inhiben la formación de cáncer, también son ricos en nutrientes y son una buena fuente de fibra) que disminuyen el desarrollo de cáncer de mama. Recuerda mantener una dieta rica en proteínas, carbohidratos, fibra y grasas insaturadas e hidratarte a diario.
  • Practica deporte con regularidad; realizar ejercicio de forma habitual adaptado a la edad y estado físico de cada persona previene enfermedades cardiopulmonares y ayuda a tener una buen estado de salud mental y físico. Andar unos 40 minutos al día disminuye un 10% el riesgo de padecer cáncer y previene la obesidad.
  • Controla el estrés y las horas de sueño; estar expuesto a demasiado estrés puede debilitar al sistema inmunológico. Escuchar música, mantener una dieta sana y hacer deporte son esenciales para eliminar el estrés acumulado, por otro lado, el no tener un hábito de sueño genera un desequilibrio en ciertas hormonas como el estrógeno, el cortisol o la melanina, por ende, se recomienda dormir al menos 8 horas diarias.
  • Controla el consumo de hormonas; sobre todo las que contienen progesterona y sirven para controlar los síntomas de la menopausia, depende de la mujer, pero es preferible evitar la terapia hormonal sino es del todo necesaria.
  • Evita el consumo de drogas; el uso de estas sustancias altera el funcionamiento del cerebro y tiene consecuencias médicas. El abuso de las drogas crea dependencia y afecta a nuestro sistema nervioso central además de ser la causa principal del desarrollo de numerosas patologías.

Comunicación & Medios: Mónica Avalos

REFERENCIAS 

Cáncer de mama: Tipos

Tipos de cáncer de mama

Tipos de tumores mamarios

Biopsia líquida

Epigenética y metilación del ADN

Avances contra el cáncer de mama

Aromatasa

Terapia dirigida y otros avances médicos

Tratamientos de cáncer de mama

Mastectomía

Reconstrucción de seno

Programas de cribado

Véase también

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s